martes, 22 de mayo de 2012

José Luis Ortiz: Nuevo Flamenco vs Mairenismo

Traemos un rescate más desde las páginas del 'setentero' semanario musical, Disco Expres, relacionado con el flamenco. Diferente, porque no se centra en los artistas, sino en un flamencólogo, José Luis Ortiz Nuevo. Un nombre de sobra conocido y respetado en el mundo flamenco actual por su labor como periodista, escritor (de sus libros hemos dejado constancia en algunas entradas de este blog), primer director de la Bienal de Sevilla, de Málaga...y, bueno, más de su trayectoria aquí.
Una trayectoria ya iniciada cuando JOB (¿Jesús Ordovás?) le entrevista para Disco Expres (nº 358. 16-1-1976) con motivo del I Ciclo Flamenco, celebrado en el Teatro Alcalá Palace, de Madrid, en diciembre de 1975. Ortiz Nuevo había publicado dos libros, Pepe el de La Matrona ((Madrid, Demófilo, 1975) y Las mil historias de Pericón de Cádiz (Barataria. 1975. Reedición, 2008), y se mostraba más partidario de la nueva situación que estaba viviendo el flamenco en aquellos años.


Con su particular lenguaje de buen 'enrrollao', el entrevistador define a Ortiz Nuevo -y lo que representa el flamenco en la España de ese momento para el lector habitual del semanario musical, básicamente dedicado al rock- como, "especialista del rrollo este tan cercano físicamente a nosotros y tan lejano vital y culturamente".
Declaraba Ortiz Nuevo que la tendencia predominante en el ciclo había sido la del 'mairenismo', la de Antonio Mairena, cuya influencia "ha sido espantosa sobre la gente nueva, que no ha tenido más remedio que seguir sus pasos", y cita a jóvenes 'mairenistas' como Menese ("su cante no es bello, ni tiene cualidades específicas, pero tiene grito y voz, fuerza cantaora y unas letras importantes"), Curro Malena ("es de los que hacen los cantes más fielmente") o Diego Clavel ("sobre todo tiene una voz que saca del estómago de un poder increíble; modula el cante muy bien y tiene cierta tendencia a la renovación").

D. Antonio Mairena
El 'mairenismo', explica Ortiz Nuevo, "es una refundación clásica que amalgama tres líneas: el patriarcado de Juan Talega (cantes de Alcalá de Guadaira, cortos y muy escuetos), la referencia histórica de Tomás y de Pastora Pavón (cantes muy melodiosos, con muchos matices y muy ricos), y la de Manuel Torre (cantes de genio, de impronta)".
Prosigue: "Surge (el 'mairenismo') en la primera mitad de los 50, que es cuando se produce una renovación en el cante. Hay una fecha histórica, que es la de los Concursos de Córdoba, que buscaron la pureza del cante. Los otros dos hitos son la publicación de un libro sobre Flamencología y la edición de una antología discográfica que hicieron los franceses -editada aquí por Hispavox-, que recoge toda una serie de cantes que no se habían reunido nunca antes con un mínimo de rigor".
Ortiz Nuevo señala también, en el empuje de la escuela mairenista, la aparición de una clase burguesa, de profesionales liberales, que "coge la antorcha" del interés por el flamenco, hasta entonces en manos, "de la alta aristocracia o el lumpenproletariado". Al tiempo, nacen clubs y peñas y se establece una ortodoxia en el flamenco con Mairena como voz y cabeza visible.


Pero frente a esta escuela, "más tradicionalista", empiezan a surgir cantaores que se desmarcan de ella, que representan, apunta Ortiz Nuevo, "los cantes nuevos de verdad", y son, "los de Morente, Camarón y Lebrijano".

-¿Por qué se consideran cantaores nuevos?
-Porque renuevan, no sólo el elemento expresivo del arte, sino el de la música. Los tres lo hacen desde diferentes perspectivas, elaboran cosas nuevas y con mucha calidad, para mi gusto.
Concluye el artículo con el Job diciendo: "Atención, pues, a estos tres cantaores, a ver si se enrrollan y nos enrrollamos con ellos". Y sí que nos enrrollamos, ¿no?.

3 comentarios:

  1. sí, JOB, es Ordovás... J. Ordovás Beltrán

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, siempre lo sospeché, pero como era tan así de por libre el Disco Exprés, quedaba la duda. A ver si nos conocemos. Salud os.

      Eliminar
  2. Como siempre,el despistado Ortiz Nuevo,además de que no tiene ni idea ni fundamento, pero sí mucho cuento,diciendo tonterías.Es un perfecto indocumentado.

    ResponderEliminar