viernes, 19 de octubre de 2012

Club Flamenco: continúa (9)


A partir de hoy viernes, 19 de octubre, a las ocho de la tarde, y tras el parón veraniego, retoma su actividad la Tertulia Flamenca en el mismo lugar que la cobijó y alumbró, la Biblioteca Pública de Valladolid
Esta vez habrá más citas del Club, pues el anterior empezó a finales de enero.
Todo un acierto la iniciativa de juntar a aficionad@s de todo tipo, edad, condición y conocimientos flamencos para compartir, debatir incluso, en torno a este arte, del que un escocés, Robert Bountine Cunninghame Graham, dijera, allá por finales del siglo XIX, y dejara por escrito en su libro, Aurora La Cujiñí. A realistic sketch in Sevilla: "El que ha oído esta música encuentra después sosas y aburridas las otras músicas". No fue por una cuestión de gustos.

Se plantearon diversos puntos de partida a tratar: sobre los orígenes, las letras, los viejos cantaores, Jerez -necesitó de dos sesiones-, los palos, la fusión...; se leyeron textos y se citaron libros, obligado estando en la biblioteca (se han dado a conocer los presupuestos del gobierno autónomo de esta región, aún en manos del Pp, y ¿qué consejería ha sufrido un mayor recorte, de hasta el 15 %?. La Biblioteca Pública de Valladolid -lo mejor que le ha pasado a esta ciudad en 500 años, dixit Paco López-, ¿va camino de la de Guadalajara, como este periódico contó?).
Sonaron cantes y se vieron proyecciones. También hubo cante y toque propio de los aficionados asistentes al Club, durante y después... algun@s alcanzaron la madrugada.
De lo que depare la continuación del Club Flamenco, de la Tertulia Flamenca, que de las dos formas llamamos, trataremos de dar cuenta aquí. 
Las presentes imágenes son los dibujos, pinturas, obra de artistas de esta ciudad para las portadas de los discos que se entregaron y acompañaron aquellas primeras reuniones. No se pudo mostrar todas en su momento; aquí están por orden de entrega, de arriba a abajo, sus autores: Enrique ' Quique' Miralles, Pepe Rodríguez, Luis Nieto, Miralles y Miguel Luengo. 
Y como decía el gitano de La buena moza: "Sastipén ta lí". O nos vemos en la Biblioteca. Pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario