domingo, 18 de junio de 2017

Atracción por el flamenco. Enrique Miralles (el de) La Tertulia Flamenca (1)

El 23 de junio la Tertulia Flamenca, de la Biblioteca Pública de Valladolid, despide su temporada 2016-17 con la habitual fiesta. Reunión de amig@s, aficionad@s y quien se quiera apuntar a pasar el rato, incluso animarse, como sucederá, al cante, el toque, el baile, ahí, en directo, para con todos.
Es la quinta temporada ¿o tal vez la sexta? de una cita que comenzó con un comentario en un bar, ¿y si...?; de ahí tomó una cierta forma, se planteó a la Biblioteca, que aceptó como un club más de los varios que tiene -de lectura, de cine, de cómic...- ofreciendo una sala del edificio, pero "empezó a aparecer más gente de la cuenta -para el cuartito de reunión- y pasamos a hacerlo en el salón de actos" (a cambio se perdió la bota de vino).
Recuerda Enrique Miralles, a partir de ahora Quique, la puesta en marcha del Club Flamenco, así llamada en un principio la Tertulia hasta que tomó una cierta independencia respecto a los otros clubs (nosotros mantenemos esa denominación en el blog... por lasitud).

Dibujo de Quique.

Quique es uno de los enlaces Tertulia-Biblioteca; la cara y voz más visible de la Tertulia; una suerte de moderador, introductor, ponente, factotum en definitiva, secundado por otros que estuvieron en el arranque -Román, Tato, Galguera, Luis...- y proponen, participan, propician que otr@s se animen, nos animemos a proponer, participar.
"Lo que ha la Tertulia ha significado, creo yo, es un renacer del gusto, por lo menos entre mucha gente que ya escuchaba flamenco en su casa; de resurgir este ambiente. Y alrededor han pasado cosas. Punto Flamenco no se puede separar mucho de la Tertulia. La Tertulia supone juntarse gente de muy distintos ámbitos, de la Peña La Seguiriya, de otros que estaban retirados, de gente joven. Y bien, porque no se ha planteado de una manera elitista, ni se pide a nadie nada especial, ni es una agencia de contratación; quien va va por su cuenta y riesgo."
¿Cómo explicar a quienes no conocéis a Quique cómo suena su voz, su manera de expresarse? Hay una expresión que se suele aplicar a la gente de Valladolid, 'qué serios sois'; Quique podría ajustarse al dicho. Su tono de voz se sitúa en el grave; y en la apariencia, porque, creo yo, es más un hombre de hacer que de decir -parece un cantaor o un bailaor, que se toma su tiempo antes de lanzar la voz, dar el paso-; de vez en cuando aparece una sonrisa en su expresión, recuerda esos cierres de algunos palos que han empezado serios, graves y terminan con ritmo (Disculpa la fantasía, Quique).

De izq-dcha: Pescao, Berni, Quique, Galguera.

"Lo que más me ha sorprendido de la Tertulia es la acogida que ha tenido. Hay algo que está claro, siempre ha habido afición al flamenco en Valladolid y siempre que se haga algo habrá gente ahí. Lo interesante, lo sorprendente es cuando aparece gente nueva -Punto Flamenco, Carlos (Garnacho) del Polígono Sur...-, que además de aficionados, practican el flamenco y sus derivados, y gente nueva que aparece y se sorprende todavía con el flamenco. Y se establecen vínculos.
A mí me ha servido para estudiar (risas). Cuando tienes que preparar una serie de temas que no son los habituales o que no conoces, ves otras cosas. El flamenco te sigue sorprendiendo, como siempre hace el flamenco. Aún después de treinta años de aficionado Me pasó cuando hablamos del baile, del que yo era totalmente ajeno, y aparece un material alucinante, buena parte del cual nos pasó Montaña.
Y todo lo que ofrece internet y los fondos de la biblioteca sobre flamenco; un material que antes estaba en manos de cuatro aficionados y guardado como un tesoro.
O cuando tocamos los cantes de Utrera y Lebrija y sale el tema de las gañanías y Pedro (Sanz) nos trae el libro de Estela Zatania. Otro mérito de la Tertulia, las aportaciones de la gente."
Toca saber de la iniciación atracción introducción al flamenco de Quique; y de Jerez y de otras historias. Será en próximas entradas. Un avance.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario