lunes, 2 de septiembre de 2013

Flamenco en la tragedia

Fue viendo la noticia del 5º aniversario del accidente de Spanair, que me llamó la atención el que en recordatorios de tragedias como esta que han conmovido al país (11-M, Yak 52, Prestige...) se incluyera una pieza de música clásica.
Y me preguntaba, por qué no flamenco. Tal vez sin cante..., pero por qué no el sonido de una guitarra flamenca, para expresar lo que se supone expresan las piezas de música clásica elegidas para este tipo de actos. También puede que se haya utilizado alguna vez flamenco (no me refiero a Falla, Albéniz, Granados y otros músicos-compositores españoles relacionados con el flamenco, a su manera) en estos aniversarios, pero tengo la impresión que sería un hecho aislado. Lo corriente, parece ser, es el uso de música clásica.
No lo digo por patrioterío español (me entra un cierto asco al escribir esas dos palabras, recordando lo que ha supuesto para este país durante el franquismo, vivo aún en sus hijos y nietos 'democráticos'), sino porque quiero creer que la sensibilidad del flamenco está más en sintonía con los habitantes de este país, que la de la música clásica, que también llega, como otras músicas de otras partes del mundo.
Y tal vez, el flamenco aportara a las víctimas y familiares, no sé, es difícil decirlo pues uno no ha pasado por su experiencia, pero me atrevería a decir que podría aportar ¿comprensión, alivio...? real a su dolor. Me parece que el uso de la música clásica está más cercano a lo imaginario sobre cómo expresar sin palabras lo que se supone ha representado una tragedia tal en las personas afectadas, por aquellas que la comparten.
A veces se considera, por ejemplo, que el Adagio, de Albinioni, expresa de forma más adecuada un sentir, un estado de ánimo, que el expresado por un cantaor o guitarrista flamenco (en este país, señalo). Aunque no suene bien del todo, cuando esa elección por la música clásica se da en situaciones como las citadas, me suena como a colocar papel pintado en lugar de pintura fresca. O como el uso que se hace de la música en el cine, por lo general. Y siento, que siguen latentes prejuicios acerca del flamenco, en su lugar origen.
(No sabría qué cante poner de ejemplo para lo que digo -¿una soleá, una seguiriya?-, ni que cantaor o cantaora; sí se me ocurre alguna posible pieza de guitarra, pero no creo que sea el momento ni me corresponda indicarla).

Benito Carracedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario